¿Qué es el poker y cómo se juega?

¿Qué es el póquer?

El poker es un juego de cartas que está creciendo en popularidad en todo el mundo a la velocidad de la luz. En la actualidad, existen diversas polémicas acerca del origen de este popular juego, por ejemplo, existen personas que aseguran que el poquer es un juego para apostar, mientras que en otros países se cree que es un tipo de deporte. En una situación real, su éxito en el juego de póker a largo plazo depende directamente de sus habilidades.

Por primera vez se mencionó un juego de cartas llamado «póker» en el siglo XVI. Se cree que el póker se inventó en Europa hace más de 450 años. Hay varias versiones sobre el origen del nombre del póker. Algunas fuentes afirman que el nombre proviene del alemán «pochen» (golpe) por la forma en que los jugadores golpean la mesa una vez que pierden la acción en una determinada ronda de apuestas. Los otros, sin embargo, se adhieren a una versión sobre los afilados que bramaron para ganar los bolsos de los recién llegados sin experiencia.

El juego de póquer consiste en recoger una combinación de manos ganadoras de un cierto número de cartas, con una cantidad de jugadores que puede variar desde 2 a 14, esto dependerá del tipo de partida.

¿Cómo se juega póquer?

Por tratarse de un juego muy antiguo puede ser jugado de diversas maneras. Sin embargo, en este artículo te explicaremos las reglas sencillas para jugarlo.

  1. En primer lugar, deben definir todos los jugadores las reglas de la partida. De esta manera, conocerán cuáles jugadas son válidas, uso de comodines, entre otros.
  2. En cada partida de póquer podrá participar un mínimo de 2 jugadores y máximo de 14 jugadores.
  3. Deben repartirse 5 cartas para cada jugador, iniciando el reparto siempre por la izquierda.
  4. Una vez repartidas las cartas, cada jugador debe analizar cada una de sus cartas para realizar su jugada. Al igual que el reparto, deben comenzar los jugadores desde izquierda a derecha.
  5. En el momento en que ocurra la primera apuesta, ningún participante podrá dejar pasar su turno, únicamente podrán igualar o aumentar las apuestas realizadas sobre la jugada (envites).
  6. Posteriormente, empezará la ronda de apuestas donde cada jugador podrá dejar pasar su turno o realizar una apuesta (envidar) hasta que termine el juego.
  7. Cuando un jugador ejecute una apuesta y esta no sea igualada, gana la jugada de forma automática y no tendrá necesidad de mostrar sus cartas.